Respeto unilateral

Está bien, es cierto que vivo con mi familia todavía y que si bien trabajo no aporto con nada, pero también es cierto que tengo 22 años y que estoy bastante cerca de ser una persona adulta con derechos para organizar mis tiempos de la manera que yo quiera.

Mi mamá piensa que por trabajar en un call center a donde paso 6 horas sentada no me canso, pero se equivoca. Tengo cansancio cerebral. El hecho de escuchar a personas gritarte por cosas que no son tu culpa, de tener que pasar de una llamada a otra, y por ende de un problema a otro, y también de un idioma a otro (porque trabajo en un call center bilingüe) en minutos es completamente agotador.

Entonces como yo "no hago nada" ella tiene derecho a exigirme que haga cosas de la casa o a psicopatearme para que no pase 5 minutos jugando al Zuma con la compu. Yo la tengo que respetar, pero a mí no me respeta. No respeta que para mí jugar algun jueguito tonto es desestresante.

Los padres en general tienen esa cosa del respeto unilateral, que implica desigualdad entre el que respeta y el respetado... Pero cómo te voy a respetar si vos no me respetás a mí? Ya no hay un ser superior y un ser inferior entre nosotras. El respeto tiene que ser mutuo. Los individuos en contacto se consideran iguales y se respetan recíprocamente.

No debe ser fácil ser padres (como no es fácil tampoco ser hijos), por éso hay que enseñarles algunas cosas!

Posted by The Girl In The Dirty Shirt 2:36 p. m.  

1 Comment:

  1. .:SidV:. said...
    Epa, tranqui... no os sobresalteis... que si tenes 22, todavia te queda mucho por vivir.

    Respecto al CALL, dejalo... es insalubre. ;-(

Post a Comment